> >

En la vida cotidiana tanto las personas como las empresas se encuentran expuestas a constantes riesgos, los cuales merecen especial atención. Pero, ¿cómo proteger a su empresa de esos riesgos? ¿Qué hacer en caso de que sucedan? Para esto existe la gestión de riesgos y la asegurabilidad.

Aquí le explicaremos qué es la gestión de riesgos, qué es la asegurabilidad, cómo se relacionan y le daremos buenos consejos para su implementación. 

¿Qué es la gestión de riesgos?

Toda operación comercial se enfrenta al riesgo latente de que se produzcan acontecimientos inesperados y perjudiciales. Estos pueden generar pérdidas de dinero o materiales. La gestión de riesgos es una guía estructurada, para manejar la incertidumbre y mantener el control de posibles eventualidades.

La gestión de riesgos presenta desafíos tanto organizacionales como individuales. Los empresarios deben saber cómo evitar los riesgos y cómo enfrentarse a ellos. En este sentido, los expertos financieros Robert S. Kaplan y AnetteMikes (2012), nos indican que existen tres categorías de riesgo que los empresarios deben tener en cuenta. Estos son:

  • ● Riesgos evitables. Se trata de riesgos internos, que surgen dentro de la organización. Son controlables y deben ser evitados.
  • ● Riesgos de estrategia. Riesgos que una empresa acepta voluntariamente. Por ejemplo, una empresa de seguros al ofrecer una póliza siempre corre el riesgo de que ocurra el hecho asegurado.
  • ● Riesgos externos. Son riesgos fuera del control de la empresa, como catástrofes naturales y cambios macroeconómicos.

Una buena gestión de riesgos tiene en cuenta el tipo de riesgo para decidir la mejor forma de evitarlo o disminuir sus efectos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los eventos se pueden evitar, como es el caso de los Riesgos Externos. Aquí es donde entra en juego tener un buen seguro, y la mejor forma de obtenerlo es mejorando su asegurabilidad. 

¿En qué consiste la asegurabilidad de una empresa?

La asegurabilidad son los factores que tienen en cuenta las aseguradoras para calcular el nivel de riesgo de una empresa y determinar si es apta para ser cubierta con una póliza y de ser así, bajo qué precio. Por ejemplo, si su compañía tiene buenos estados financieros es probable que tenga una buena asegurabilidad y que al solicitar contratar una póliza, la empresa de seguros acepte asegurarla por primas más bajas.

El riesgo, en términos de seguros, es la posibilidad de que una pérdida u otro evento adverso puedan interferir con la capacidad de una organización para cumplir sus objetivos. Es también un evento por el que se puede presentar una reclamación al seguro (IBC, 2020).

¿Cómo se relacionan la gestión de riesgo y la asegurabilidad?

El seguro es una valiosa herramienta para mitigar el riesgo, pues pocas empresas tienen suficiente liquidez para pagar los costos incurridos después de una pérdida. Sin embargo, un seguro por sí mismo no es un plan completo de gestión de riesgos

La gestión de riesgos también aborda muchos riesgos que no son asegurables, por eso es importante integrar las actividades de prevención de los distintos riesgos en su plan anual de operaciones, mejorando de esta forma la eficiencia, confianza y capacidad de su negocio.

Una gestión efectiva puede disminuir el costo de las primas a pagar y mejorar la asegurabilidad al reducir el nivel de riesgo, contribuyendo además a generar un lugar de trabajo más seguro y productivo. 

Cómo aplicar la gestión de riesgos para mejorar la asegurabilidad

Diseñar y aplicar un plan de gestión de riesgos varía de empresa a empresa. Este proceso puede adoptar muchas formas, dependiendo de distintos factores, tales como: la cultura empresarial, las actividades que realice la empresa, los recursos disponibles, el número de personas, las herramientas TIC o de tecnología que tenga a su disposición, entre otros. Aquí le daremos algunos consejos que le ayudarán a crear e implementar su plan con éxito. 

Establezca el contexto

Considere las metas y objetivos de su empresa y el entorno en el que opera (por ejemplo, cultural, legal y operativo). Identifique además las partes involucradas, ya sean internas o externas. Por ejemplo: clientes, trabajadores, consultores, proveedores, etc.

Identifique y analice los riesgos

Identifique los riesgos existentes y potenciales, así como los controles que existen para evitarlos. Los riesgos potenciales pueden clasificarse en evitables, de estrategia y externos.

Luego, analice y evalúe la mejor forma de evitarlos. Esto implica determinar el nivel de riesgo aceptable, el grado de control, las pérdidas potenciales o reales y los beneficios y oportunidades que presentan los riesgos. 

Un modelo para identificar si vale la pena asumir el riesgo, es considerar la probabilidad de que ocurra. Esto se puede hacer mediante la siguiente fórmula.  Riesgo = Probabilidad x Consecuencia. (Forester, Arnold, 2019).

Decida la mejor estrategia a aplicar 

Desarrolle estrategias para gestionar el riesgo identificado. Las opciones pueden incluir aceptarlo (asumir el riesgo), evitarlo, transferirlo, reducir su probabilidad o impacto. Los planes de acción pueden desarrollarse teniendo como base los niveles de riesgos, los beneficios que generan dichos planes, la duración de los impactos del hecho ocurrido, el presupuesto disponible, entre otros.

Registre, Comunique, Controle y Verifique

Mantenga un registro escrito de todas las políticas y procedimientos que hacen parte de su plan de gestión de riesgos e infórmelos a todos los trabajadores para cerciorarse de que están bien informados de sobre las medidas que se deben adoptar en caso de ocurrir un suceso.

Finalmente, supervise y revise las estrategias de gestión de riesgos de forma continua, pues con el tiempo se pueden crear nuevos riesgos, aumentar, disminuir, o pueden dejar de existir, por lo que tendrá que actualizarlas.

La gestión de riesgos y la asegurabilidad son dos factores que se deben tener en cuenta para una buena gestión empresarial. Aplicando estos consejos, podrá evitar o mitigar los daños y obtener el mejor resultado para su negocio.

 

Referencias Bibliográficas
Foerster, M., &Arnold, C. (2019). EightStepstoEstablish a FirmRisk
Management Program. Recuperado de https://www.ifac.org/knowledge-gateway/preparing-future-ready-professionals/discussion/eight-steps-establish-firm-risk-management-program
Insurance Bureau of Canada. (2021). Business Insurance - Risk Management.,
Recuperado de:  http://www.ibc.ca/on/business/risk-management
Kaplan, R., &Mikes, A. (2021). ManagingRisks: A New Framework.
Recuperado de https://hbr.org/2012/06/managing-risks-a-new-framework