> >

En su Banco Amigo trabajamos desde hace 110 años para promover el ahorro como herramienta clave para que las familias y empresas colombianas logren vivir con estabilidad, solidez y autonomía al reservar parte de sus ingresos para alcanzar sus metas o disponer de ellos para imprevistos.

Las microempresas son el núcleo del aparato productivo en Colombia. Así lo revelan varios estudios e indicadores que reflejan, por ejemplo, que son el 92,4% de las empresas que renovaron el Registro Único Empresarial y Social (RUES) de Confecámaras en 2020. Adicionalmente, contribuyen de forma significativa a la generación de empleo, ya que aportan cerca del 50% de los puestos de trabajo del país (ANIF, 2014).

Ahora bien, el ahorro puede representar una puerta de entrada al sistema financiero para los microempresarios. De hecho, cuando los productos de depósito se utilizan activamente por parte de los empresarios de este segmento, se genera un historial transaccional de sus operaciones financieras, incluyendo sus ingresos y gastos. Así, la canalización de los recursos de ahorro a través de productos financieros formales les facilita el camino para acceder en segunda instancia a un crédito o a un seguro (DNP, 2021).

El ahorro tiene diferentes propósitos para cada persona o empresa: compra de vivienda, estudios, mejoras locativas, emprendimientos, compra de maquinarias y equipos, entre otros. Todos podemos ahorrar sin importar cuánto ganemos, lo importante es de qué forma ahorramos y con qué fin lo hacemos. Sistematizar este hábito requiere un grado de disciplina que se ve recompensado cuando alcanzamos nuestras metas. 

¿Por dónde empezar?

Identifique cuáles son sus dificultades al momento de ahorrar de forma permanente y comprométase con usted mismo a empezar esta práctica. Actualice su presupuesto de ingresos y gastos; incluya en él un nuevo ítem de ahorro y ubíquelo de primero en la fila de gastos. Sí, ahorrar también significa gastar responsablemente.

Defina sus metas a corto, mediano y largo plazo y destine pequeños montos para cubrirlas. Adicionalmente, para evitar caer en tentaciones manejando su dinero en efectivo y que se le vuelva plata de bolsillo, analice la opción de programar el pago de sus gastos y ahorros a través de herramientas y productos que hoy en día le ofrece su Banco en sus canales digitales como, por ejemplo, un bolsillo para ahorrar.

Sea gestor de su propio progreso

Nunca gaste más de lo que se gana. En la medida en que sea disciplinado con el manejo de sus recursos, irá teniendo más autocontrol sobre la ejecución del gasto. 

A nivel empresarial, fomente la cultura del ahorro entre sus empleados por medio de políticas de control de costos y gastos, y también con acciones sencillas para usar de forma eficiente la energía, el agua, los recursos físicos y ambientales, así como apagar las luces y los computadores cuando no estén en uso. Implemente campañas de reutilización de recursos y aprovechamiento de residuos relacionados con la compañía. 

En el Banco Caja Social trabajamos en soluciones financieras pertinentes y relevantes para usted, que sean acordes a sus dinámicas y nos permitan acompañarlo en la consecución de sus metas. 

Recuerde informarse bien, conozca nuestro programa de bienestar financiero, nuestros productos como Mi Ahorro, Mi crédito, Cuentamiga, Cuenta Ahorro Amigo, entre otros, porque en el Banco Amigo promovemos el ahorro para el progreso de todos. Para más información ingrese a: www.bancocajasocial.com