Para hacer un inventario correctamente, #CuenteConmigo

Hacer el inventario de la empresa es tal vez una de las tareas más dispendiosas, sin embargo, es indispensable, ya que conocer y controlar los artículos de la compañía es importante para su desarrollo, es un factor fundamental para el control de costos y rentabilidad y se traducirá en una mejora de los procesos de gestión interna y posterior servicio al cliente.

 

Para hacer un inventario correctamente

El inventario sirve para conocer exactamente qué activos tiene la empresa, su valor, estado y ubicación.

¿Cómo organizarlo y clasificarlo?

En primer lugar, es esencial que verifique la ubicación de todos los artículos que hay en la empresa. Esto es una tarea fácil si los artículos se encuentran debidamente codificados y están ordenados siguiendo un patrón o método de almacenaje concreto y propio.

Es recomendable desarrollar una sencilla base de datos que incluya la referencia de cada uno de los productos y que se pueda ir actualizando fácilmente con el número de unidades de cada artículo y su valor económico.

Elija un método de clasificación, como por ejemplo, la Clasificación ABC, que resulta del Principio de Pareto: realiza una categorización de los productos en función de su importancia en la empresa:

Clase A: artículos más valiosos y que, generalmente, representan el 80% del valor total del stock.

Clase B: artículos que tienen una importancia secundaria.

Clase C: artículos que tienen una importancia casi irrelevante sobre el valor del stock.

Ventajas de un buen inventario:

  • Evita roturas de stock y pérdida de ventas por no tener suficiente producto disponible.
  • Permite detectar material caducado o deteriorado.
  • Es una fuente de promociones y liquidaciones para artículos que estén a punto de caducar.

Fuente:

https://www.emprendepyme.net/como-hacer-un-buen-inventario.html

cerrar

Usted se encuentra en www.bancocajasocial.info y le informamos que por ser un sitio web informativo, en ningún momento se le solicitarán datos financieros, claves bancarias, números de cuenta, contraseñas o similares.